Embarazo y Parto

¿Cómo saber si estoy ovulando?

Salud

 

Si mueres de ganas de quedar embarazada lo primero que debes saber es cuáles son tus días más fértiles, es decir, los días durante los cuales ovulas. Durante la ovulación el ovario libera un óvulo maduro que se dirige a las Trompas de Falopio donde se produce la fecundación.

En mujeres con ciclos regulares de 28 días, el día fértil o de liberación del óvulo es el 14; pero si tienes un periodo irregular, el rango en que podrías ovular puede ir entre los días 12 y 16. Para saber cuándo es tu fecha fértil, debes tener completa claridad respecto a la duración de tu ciclo.

Aunque suene un poco complejo identificar una fecha que no es fija y que además varía en cada mujer, la verdad es que no lo es tanto, porque la sabia naturaleza nos entrega señales claras de que algo está ocurriendo.

Signos de ovulación:

  • Leve dolor en la zona ovárica:
  • Uno de los signos físicos más claros de que estás ovulando son los malestares en el vientre. Una quinta parte de las mujeres siente dolores en la parte baja del estómago que pueden durar unos minutos o, inclusive algunas horas. Estos se producen días antes de la menstruación y se deben a la actividad de los ovarios.

  • Abundancia de mucosidad vaginal:
  • En los días previos a la ovulación la cantidad del flujo aumentará considerablemente, además su textura cambiará. Estos cambios se producen debido al aumento en los niveles de estrógeno. Algunas personas comparan el flujo que se produce durante la ovulación con la clara de un huevo crudo, porque el fluido se vuelve más claro, flexible y resbaladizo para favorecer el transporte de los espermios a través del cuello del útero hasta llegar a las Trompas de Falopio. De hecho, si tomas este fluido cervical con los dedos debería estirarse, sin romperse.

  • Más sensibilidad en los pechos:
  • Puedes sentir sensibilidad, tensión y hasta dolores en tus pechos durante la ovulación.

  • La temperatura corporal aumenta:
  • Durante la ovulación se produce la hormona progesterona, que aumenta la temperatura corporal entre 0,5º y 1ºC. Para poder darte cuenta si esto realmente ocurrió, debes ser rigurosa y tomarte la temperatura en las mañanas apenas despiertes, porque cualquier movimiento puede aumentarla. Los especialistas aconsejan que se utilice siempre el mismo termómetro y que la forma de tomarla sea bucal o rectal, permaneciendo con el termómetro alrededor de tres minutos. Además debes tener una hoja donde anotar tus mediciones a diario y así verás su evolución, lo que te permitirá ver el patrón que sigue tu ciclo y la fecha de ovulación. Es normal si el día anterior a la ovulación se produce una baja en la temperatura. No te preocupes, porque el día de liberación del óvulo volverá a aumentar. Un par de días después que se produjo la ovulación, la temperatura volverá a ser igual a la del período pre ovulatorio, si no baja es probable que estés embarazada.

  • Mayor deseo sexual y más energía en general:
  • A muchas mujeres se les incrementa el apetito sexual durante la ovulación. Sin embargo, no es un síntoma demasiado claro pues a otras les sucede lo contrario: la ansiedad que les genera el querer concebir lo antes posible puede provocar la disminución del deseo en la pareja.

     

    Cualquier duda consulta a tu médico.