Recién Nacidos

El cuidado del muñón del cordón umbilical

Cuidado

 

El cordón umbilical del recién nacido necesita de ciertos cuidados, ya que constituye una puerta de entrada para las infecciones, es por esto que debes limpiar correctamente esta zona y así evitar complicaciones.

Cuando el bebé está en el vientre de su madre, se alimenta a través del cordón umbilical, el cual una vez que éste nace deja de ser indispensable. Es por eso que minutos después del parto los médicos cortan el cordón, dejándole un pequeño muñón cerca del ombligo, el cual se caerá entre dos o tres semanas.

El cuidado del cordón umbilical es importante durante los primeros días del recién nacido, ya que éste puede ser un foco de infección, causando algunas complicaciones posteriores. Durante este período la madre deberá limpiar y atender el muñón hasta que se caiga.

Existen algunas recomendaciones que debes tomar en cuenta para evitar alguna infección del cordón umbilical:

  • Hasta que el cordón no se caiga, debes evitar bañarlo. Puedes darle baños con una esponja, sin mojar la zona del ombligo.
  • Se debe limpiar con cada cambio de pañal. De esta manera, la base se seca más rápidamente y el cordón umbilical se desprende antes.
  • Puedes limpiar el cordón umbilical con motas de algodón o gasas esterilizadas empapadas en alcohol, así mantienes limpia esa zona y ayudas a que se seque.
  • Cuando le pongas el pañal, dóblalo hacia abajo, de modo que no cubra el área umbilical, de esta manera se evita que le caiga orina.
  • El cordón umbilical debe estar libre de cremas o talcos.
  • En los días más cálidos, ponle simplemente un pañal y una camiseta suelta para que le circule más el aire y se seque más rápidamente el ombligo.
  • No aceleres nunca la caída del cordón, puedes ocasionar una infección.
  •  

    1. Si notas que el cordón umbilical está rojo e inflamado, tiene secreciones purulentas y emana un olor desagradable, debes contactarte con el médico ya que podría ser que el cordón tenga una infección.

    2. Muchas veces después de que se cae el muñón, el ombligo puede permanecer rojo y tener una pequeña cantidad de secreciones. Por lo general esto se solucionará colocando alcohol, el cual secará y cicatrizará la zona en pocos días.

     

    Cualquier duda por favor consulta con tu médico.